Oleoturismo: Finca La Pontezuela nos ofrece sumergirnos en el mundo del aceite

 

Durante la visita, se explicará el proceso completo de producción, almacenaje y envasado en su moderna almazara, que cuenta con la última tecnología para la elaboración de los mejores zumos. 
 




Podremos pasear entre sus olivos, respirando aire puro con los olores del campo; ver la llegada de las olivas a la almazara y realizar una cata/degustación de sus extraordinarios aceites de oliva virgen extra "5elementos" (Cornicabra, Picual, Redondilla y Arbequina) en su recien inaugurada Oleoteca Gourmet, donde podremos comprar también sus productos.


 


 

Al norte de la reserva ecológica que constituye el Parque de Cabañeros, espacio natural protegido en el centro de los Montes de Toledo, se extiende el olivar de la explotación familiar: Finca La Pontezuela

Inicialmente dedicada a la ganadería ovina, ha sabido adaptarse al paso del tiempo y en la actualidad consta de más de 400 hectáreas dedicadas al cultivo del cereal y el olivar de las variedades picual y cornicabra, la aceituna autóctona de la región, cada vez más apreciada y que destaca por su altísimo contenido en polifenoles y ácidos grasos esenciales.

Los Navalmorales, donde se encuentra su finca, es una localidad que desde antiguo se ha dedicado al cultivo del olivar. Con el saber hacer y el atento cuidado del olivo se ha logrado mantener a lo largo del tiempo, renovado por la incorporación de las últimas técnicas, para proporcionarnos aceites de un exquisito sabor, puro zumo de oliva, con importantes atributos saludables.


El proceso conlleva una cuidada elaboración artesanal: 

Comienza con la recogida de la oliva en su momento óptimo de maduración; se varea de forma mecánica, con especial atención para que la aceituna no caiga al suelo, pues estas quedan desechadas. 

Sín más demora, tras su recolección, para garantizar la preservación de todas sus cualidades sensoriales y saludables, así como su alto valor nutricional para mantener su calidad, se lleva a la almazara, donde se procede a la separación de la oliva del resto de desechos (hojas, huesos, piel...).

 

De allí, pasa por varios procesos siguiendo los más altos estándares de calidad,  extrayendo el zumo en frío (T<27º) mediante procedimientos mecánicos.

 


Los distintos aceites de primerísima calidad obtenidos se almacenan en grandes depósitos.
 


Antes de ser envasados se procede a un filtrado, para eliminar pequeñas impurezas.
Se intenta mantenerlos en los depósitos hasta pedido, porque allí el aceite mantiene mejor sus matices y cada uno de sus atributos.
 

Se envasa, se etiqueta, se introduce en los respectivos  embalajes y ya están listos para llegar a sus destinatarios que disfrutarán de un "virgen extra" con un bajo contenido de acidez y un nivel también bajo deperóxidos, indicativos del alto contenido en polifenoles y ácidos grasos esenciales beneficiosos para nuestra salud.



Algo muy interesante, especialmente para el medio ambiente, es el uso que se le da a los huesos de la aceituna; estos se trituran y se usan como "biocombustible".


Sí queréis vivir una experiencia realmente interesante, sí queréis conocer todos los secretos de la elaboración de los aceites de oliva, conocer sus propiedades y degustar todos sus matices, no dejéis de visitar la "Finca La Pontezuela" y disfrutar de una jornada inolvidable de Oleoturismo.







 

No hay comentarios:

Publicar un comentario