Recuperemos el saludable hábito de merendar


Desde los más pequeños hasta los más mayores… para todos es recomendable realizar una ingesta ligera entre la comida y la cena.

Los lácteos son una opción ideal frente a otros alimentos menos saludables que a menudo consumen los escolares.


Imprescindible para los que llevan una vida activa o realizan trabajos físicos.



La merienda permite acortar el tiempo que pasamos sin consumir alimentos entre una comida y otra. De esta manera, no solo llegamos con menos apetito a la próxima ingesta, sino que obtenemos la energía que necesitamos para mantenernos activos. 

Los nutricionistas recomiendan realizar cinco comidas al día, incluyendo una “merienda” a media mañana -llamado por muchos almuerzo o tentempié- y otra en la tarde -la tradicional merienda.

En función de lo que incluya, una merienda puede ser beneficiosa para nuestro organismo o no. Consumir productos con alto contenido calórico o formados por nutrientes poco saludables pueden convertir la buena costumbre de la merienda en algo a eliminar. Una muy buena alternativa la tenemos en la fruta, la leche, el yogur y los quesos.




Los niños son una de las franjas de población que más asiduamente incluyen la merienda entre sus ingestas diarias. El gasto energético que realizan durante la jornada escolar hace que necesiten un complemento a su alimentación antes de la cena. En ocasiones, este se produce en el hogar o de regreso al mismo, un momento propicio en el que los padres y las madres pueden aprovechar para incluir en su rutina alimentaria una amplia variedad de productos lácteos. Al estar en su fase de crecimiento, los más pequeños necesitan entre tres y cuatro raciones al día, de leche, yogur y queso, para culminar un buen desarrollo.



Afortunadamente, existe una gran oferta de leche, de yogures y de quesos para que los responsables de hacer la compra en el hogar encuentren aquel que mejor encaja con los gustos de sus hijos. Nuevas presentaciones en formatos individuales y fáciles de llevar; batidos, quesos frescos, quesos ya cortados, yogures líquidos para beber… no hay excusas para no apostar por la leche y los productos lácteos para la merienda de los más pequeños.
 

Además de los más pequeños, tanto los que están en edad escolar como los que aún no han llegado a ella, la incorporación de la leche, el yogur o los quesos a la merienda puede resultar de ayuda a la hora de garantizar que se están consumiendo las raciones diarias recomendadas de estos productos.


En las personas que practican ejercicio físico o desarrollan un trabajo muy laborioso, la ingesta de alimentos saludables durante la merienda es un hábito necesario. Para ello, lo ideal es que nuestra merienda se componga de fruta fresca, frutos secos sin sal, quesos fresco, yogur o batidos de leche, preparados o al gusto de cada uno con frutas y/o cereales…. De nuevos las posibilidades son infinitas.



A través del “Programa de promoción de la leche y los productos lácteos en el marco de unas prácticas dietéticas adecuadas”, Inlac y la Comisión Europea dan una respuesta sólida y conjunta a la necesidad de fomentar la presencia de la leche y los productos lácteos en el día a día de los ciudadanos españoles, además de fomentar la actividad física como estrategia frente a los problemas de salud relacionados con la alimentación, el sobrepeso y la obesidad.


www.lacteosdiquesi.eu


Disfruta de Andalucía en los hoteles Ohtels Hotels & Resorts

A lo largo de la costa andaluza, 
la cadena hotelera Ohtels Hotels & Resorts 
cuenta con seis establecimientos, 
todos ellos ubicados en lugares privilegiados 
por la belleza de sus playas, sus singulares paisajes, sus raíces históricas y una arraigada gastronomía.

La cadena hotelera Ohtels Hotels & Resorts cuenta con seis hoteles repartidos de este a oeste en toda la Costa Andaluza, empezando por el Cabo de Gata en Almería y acabando por la localidad onubense de Islantilla. Todos estos establecimientos están situados en enclaves únicos, muy cerca tanto del mar Mediterráneo como del océano Atlántico y conforman una ruta costera para conocer la historia y cultura que albergan los pueblos andaluces en los que Ohtels está presente.
 
En Almería se encuentran Ohtels CabogataOhtels Roquetas, el primero renovado en 2005, siendo el primero de la cadena en tierras andaluzas, y el segundo inaugurado durante este 2017 tras un proceso de transformación total. Ambos se sitúan en zonas turísticas almerienses de primer orden, ya que tanto Cabo de Gata como la localidad de Roquetas de Mar son lugares situados en un marco incomparable bañados por las cálidas aguas del Mar Mediterráneo. Estos hoteles cuentan con grandes piscinas, confortables instalaciones e incluso uno de los mejores centros de spa de la zona, concretamente el del establecimiento de Cabogata.
 
En la región almeriense abundan los parques naturales, siendo los más destacados el de Cabo de Gata y el de Sierra María-Los Vélez, situados a escasos minutos de ambos hoteles. La gastronomía en la zona es muy variada, con una gran tradición de cultivos con su producto estrella, el pimiento, combinando todas sus propuestas culinarias con productos de gran calidad, tanto de mar como de tierra.
 
Siguiendo el camino natural de la línea costera andaluza, en la denominada Costa de la Luz se halla el municipio de La Línea de la Concepción, donde Ohtels tiene uno de sus buques insignia, Ohtels Campo de Gibraltar. Este hotel cuenta con una espectacular terraza y diversos centros de eventos y convenciones, además allí la cadena hotelera patrocina al equipo de baloncesto de la ciudad, el OhTels ULB.
 
Esta zona de la provincia gaditana puede presumir de interesantes vestigios y construcciones históricas, entre los que destacan los restos de los fuertes de Santa Bárbara y San Felipe, así como la Iglesia de la Inmaculada. Además, cuenta con un buen número de playas catalogadas dentro de las mejores a nivel nacional: La Alcaidesa, El Burgo, La Atunara, La Hacienda o la de Poniente. En cuanto a la gastronomía, ocupan un lugar estelar los pescados y mariscos locales, especialmente en el barrio de la Atunara, donde de obligado cumplimiento probar el pulpo a la brasa o las almejas.
 
Ya en la costa de Huelva, pero aún en la Costa de la Luz, Ohtels dispone de 3 establecimientos más: Ohtels Carabela Beach & Golf en Matalscañas, Ohtels Mazagón, municipio situado entre Moguer y Palos de la Frontera, y Ohtels Islantilla, ubicado en una bonita localidad  costera entre Lepe e Isla Cristina
 
Ohtels Carabela Beach & Golf, adquirido recientemente por la cadena hotelera, cuenta con un prestigioso Beach Club ubicado a primera línea de mar donde relajarse y disfrutar de las magníficas puestas de sol que brinda la localidad de Matalascañas. El establecimiento se encuentra rodeado en su totalidad por el Parque Natural de Doñana, uno de los parajes más puros y verdes de España. Asimismo, en esta zona se puede realizar la Ruta de los Lugares Colombinos, declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1967; descubrir el paisaje protegido de Río Tinto; pasear a bordo del Ferrocarril Turístico Minero en vagones del siglo XIX o visitar la Mina Peña de Hierro. Por su parte, las playas de fina arena blanca ubicadas cerca del hotel son una apuesta segura, ya que han recibido 16 banderas azules consecutivas por parte de la Fundación Europea de Educación Ambiental.
 
Por su parte, Ohtels Mazagón, situado a menos de 15 km del centro de Huelva, dispone de un parque acuático propio, con toboganes y barco pirata (ideal para los más pequeños), además de contar también con un gran solárium.  Dentro del recinto también se pueden practicar algunos deportes gracias a sus pistas de pádel, tenis o mini golf, que unidos a los deportes que pueden realizarse al aire libre aprovechando el entorno del lugar, completan la propuesta deportiva. La gastronomía en esta área es sabrosa y diversa, con marcados sabores de origen entre los que sobresalen los pescados como el atún, el róbalo, la baila, la dorada o las acedías, acompañados de los ligeros vinos blancos y afrutados del Condado.
Por último, Ohtels Islantilla destaca por su gran Palacio de Ferias y Congresos, donde se celebran actos políticos, conciertos y eventos diversos, así como una amplia zona de wellness y spa, piscinas y varios restaurantes, todo ello repartido en los cerca de 5.000 m2 con los que cuenta el hotel. Además, está situado a escasos metros de la playa de Islantilla, certificada con la distinción Q de Calidad Turística. Este lugar es ideal para practicar deportes de vela o golf, gracias a la calidad de sus campos y sus completas instalaciones. Las gambas y el jamón son los platos más reconocidos de este pueblo onubense.