La Picota del Jerte, un ingrediente perfecto en la cocina japonesa


El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte 
ha realizado un taller de cocina japonesa 
en el restaurante Peyote San de Madrid, 
dirigido por su cocinero Hugo Muñoz

De este modo, la Picota del Jerte ha querido homenajear a este país con el que tiene en común la admiración por el cerezo.


Para la ocasión, Muñoz ha elaborado tres platos: Mejillón de la Ría de Vigo con ponzu y pico de gallo de Picotas del Valle del Jerte; Tartar de atún rojo con Picotas del Valle del Jerte y Nigiri de salmón con miso de Picotas del Valle del Jerte y su escabeche


La Picota del Jerte es un producto fácil de encajar en la alta cocina porque es un producto de gran calidad”, explicó el chef. “Su acidez y dulzor es muy interesante y podemos utilizarlo en muchos de nuestros platos por su versatilidad”, añadió.

 

El presidente del Consejo Regulador, Ignacio Montero, habló de la conexión con la cultura japonesa y su gastronomía, “ambos adoramos al cerezo y creímos conveniente fusionar la Picota del Jerte con la gastronomía japonesa”. “El cocinero Hugo Sánchez es uno de los chefs apasionados de esta cocina y el resultado de la fusión ha sido espectacular”, subrayó Montero. “El objetivo de la acción es intentar seguir transmitiendo y promocionando la versatilidad de este producto tan bueno que tenemos, que es la Picota del Jerte”, explicó.


La flor de los cerezos (sakura) representa la inocencia y la simplicidad, pero también se relacionan con la cultura samurái que las vincula a la brevedad de la vida. Estos árboles florecen durante los meses de marzo y abril, que es cuando los japoneses se reúnen en parques y jardines para el Hanami, una tradición (tan poética como tantas otras del país nipón) dedicada a la observación de las flores, especialmente las de los cerezos.



Las Picotas del Jerte son un producto exclusivo que se distingue por su sabor y dulzura. Son las únicas que se desprenden del árbol sin rabito, pero hay más características que las diferencian del resto: su textura carnosa y más crujiente, su tamaño de un calibre de menor tamaño - comprende desde los 22 a los 26 milímetros- y su sabor más dulce y su color. Su cultivo natural y su recogida y tratamiento tradicionales multiplican sus propiedades y permiten que lleguen a los mercados en el momento óptimo para el consumo.
 
En el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etc. Tras una cuidadosa selección a pie de árbol, de acuerdo a un riguroso control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte.


La cocina de Peyote busca el equilibrio donde “México meets Japan”. Dos países que a pesar de su distancia geográfica se conocen en ingredientes, chiles, hierbas, encurtidos y pescados que se mezclan intensamente en un viaje gastronómico.



Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte
El Consejo Regulador de Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es una entidad que trabaja para promocionar y certificar el origen y la calidad de los productos protegidos. Sus principales objetivos son difundir la imagen corporativa de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte, así como promocionar el cultivo y la comercialización de cerezas de calidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario